Evento campestre

Montaje fue muy campestre y a su vez muy romántico y bucólico. Una finca en un pinar en Madrid era el sitio perfecto para llevar a cabo esta decoración. La mesa estaba decorada con un centro de rosas y peonías como flores principales en tonos rosa, blanco y fucsia. Los complementos en tonos cobrizos y dorados le daban un toque especial. Sobre la mesa colgaba un candelabro con velas alargadas en tono violeta a juego con las flores. ¡Quedó precioso!

Para el “siting plan” hicimos un marco lleno de flores pequeñas y diferentes tipos de verde de donde colocamos cada uno de los meseros. Acompañando este marco colocamos un candelabro de pie igualmente decorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada